Tarde en el puerto de Barcelona

Tarde en Barcelona. El puerto de la Ciudad Condal visto desde el oeste. La noche caía sobre toda la ciudad pero las siluetas se negaban a escaparse, a esconderse. No hacía fresco aunque fuera enero. Apetecía seguir paseando.

No sabríamos vivir sin la noche y sus cambios


Con la noche los búhos cambian de color las calles; las amarillean o las cobrizan, las enfrían o las hacen desaparecer a los ojos de los novatos. Pero todo sigue igual, están allí, se saben sujetar hasta que a la mañana siguiente vuelven a aparecer con todos sus brillos. No sabríamos vivir sin la noche y sus cambios.

Más entradas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...