Los árabes en España, con el agua hacían música

Las ventanas, que siempre deben servir para asomarse, a veces se esconden detrás de pequeños bosques de verdes campos. En esta caso y siendo Valencia no podía faltar un simple naranjo. ¿Puede un naranjo ser simple? 

Los árabes supieron jugar muy bien en España con el agua, el verde, las flores y los olores. La piedra y el ladrillo y los patios cerrados. Disfrutaban de sus espacios interiores como nadie nunca ha sabido. Incluso sabían emplear el agua para que hiciera música al caer, sonando como una poesía líquida.

Si quieres estar cómodo ante tu realidad, siéntate alto, siéntete alto.

Si tienes que estar sentado, hazlo de forma cómoda y desde las alturas. Sentarse bajo supone esconderse, quedar apagado ante la realidad de lo que nos envuelve a todos. La autoestima sube como asciende nuestra posición. No tengas dudas, si quieres estar cómodo ante tu propia realidad, siéntate alto, siéntete alto.

Sobre todo son arañazos en las paredes de la vida

Estamos rotos por dentro, pero intentamos que no se nos note. Las heridas son sobre todo de arañazos, de roces con las paredes de la vida. Pero no importa, nos vamos sabiendo adaptar al ambiente. Todos los coches con los años van teniendo heridas y rozaduras ¿no?

Contra el viento, pero a favor de los cimientos

Contra el viento luchamos todos, pero no siempre desde la fortaleza de sabernos duros y fuertes ante cualquier tipo en embates. A veces se nos ve muy fuertes, pero si la base que nos sujeta sobre el suelo no tiene contundencia, un simple viento lateral nos puede derriban aunque aparentemos muy fuertes. Cuidado pues con los cimientos de nuestras ideas y formas.

Más entradas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...